Compartir

Santa Ana, Sonora. El cigarrillo eléctrico persiste como vicio en muchos jóvenes santanense por ello estamos enfocados  en los operativos y visitar centros educativos.

Así lo manifestó Emilio Ibarra Torres, director de seguridad pública en esta ciudad quien dijo, el objetivo  es llegar y concientizar a los jóvenes del daño que ocasiona los cigarros eléctricos.

Así mismo detectar aquellos negocios donde aún se expenden  estos cigarrillo que como se dio a conocer deben de retirarse del mercado y  no comercializarse entre los jóvenes.

Ibarra Torres, a unos cuantos días de haberse hecho cargo de la seguridad pública del municipio ha  implantado varios programas tendientes a mejorar la seguridad  y la vigilancia en el municipio.

Tal es el caso  la vigilancia en el área rural, así como también en la cabecera municipal.

El jefe policiaco añadió que en  los últimos días ha bajado la delincuencia y se están teniendo resultados positivos.

Afirmó tenemos las instrucciones del alcalde  Francisco Avechuco Zerega,  que el cuerpo policiacos brinde  protección  a la ciudadanía y luchar para restaurar el tejido social que por la pandemia  se descompuso.