Compartir


Magdalena de Kino, Sonora. Este es el cruce de la avenida Niños Héroes y entonces Calle Cucurpe, la descripción es de una de postal que por muchos años se vendió en negocios tales como farmacias, hoteles y un largo etcétera.
En una de la esquina se ubicaba la cantina El Recreo de don Ramón Velarde, ”el cieguito” papá de Francisco Velarde “el pábilo”, otra de la negociaciones venta de merecería y telas de los esposos de apellido Rico en donde posteriormente en esa equina estuvo por varios años el negocio denominado “Tintorería Raquel”, luego la taquería Los Diamantes.
En la esquina contraria empezaba a funcionar la tienda de ropa y calzado “La Lagunilla, de don Carlos Herrera Coronel, local que anteriormente había sido ocupado por un abarrotes, regenteado por el señor Gómez, padre adoptivo de Doña Lidya, esposa de Don Carlos Herrera.
La otra esquina era parte de la residencia de David Fernández Félix y donde se encuentra estacionado un vehículo, propiedad de don Carlos Herrera, que por cierto le abre la puerta el señor Rigoberto Seleyandia.
Cabe destacar que por esos años se acababa de formar el patronato de la benemérita Cruz Roja, que por cierto uno de los ambulante era Juan Heguertty, que en esos momento de la toma de la gráfica, hace limpieza a la primera ambulancia de la noble institución.
El patronato estaba integrado por David Fernández Félix, que era el tesorero y Héctor Pérez Figueroa, fungía como comandante.
Entre los primeros ambulantes destacaron Alfonso Espinoza, Lorenzo Pérez Márquez, José Luis Acosta de la Cruz, Fernando Isauro Rochin Durazo, Héctor Mungarro, Fernando Torres, Rigoberto Celeyandía, Juan Heguertty, Manuel “Nely” Romero, Roberto “El Gordo” Corrales, Ramón Castro Fuentes y la enfermera era Teresita Nava.
Además los ambulantes eran apoyados por sus esposas o novias quienes formaron a la postre, “El Club Scrash”.
También en la postal aparece la señorita Solano Martínez que laboraba en la tienda de Ropa la Lagunilla e invitaba a clientes a pasar a la tienda, mientras que un niño descalzo parado en la banqueta observa todos los movimiento que se realizaron para que se tomara la gráfica.
Ese niño guardo en su memoria todo eso para darlo a conocer en este medio, ese niño, es nada más y nada menos el que escribe.
Ese menor se quedaba a dormir en la benemérita Cruz Roja, para recoger los bultos de periódico El Sonorense, que dejaba un vehículo procedente de Hermosillo, periódico que circulaba en Magdalena , Héctor Pérez Figueroa.
Aquí se compaginaba el periódico con la sección deportiva de color verde para luego realizar un recorrido por las calles para entregar las suscripciones a lectores y comercio para su distribución.
Cabe aclarar que Héctor Pérez Figueroa y su esposa Amalia Hernández, a los años fue padrino de bodas de este aplastateclas en agosto del año 1976.
Héctor Pérez Figueroa, proveniente de Agua Prieta su profesión maestro, locutor de la desaparecida radio XEDJ, también regenteó un Taxi, fue líder la federación norte de la Confederación de Trabajadores México, CTM.
Pérez Figueroa, fue elegido diputado local por el cuarto distrito a los que pertenecía Magdalena, Imuris, Santa Ana y Benjamín Hill.
Hoy en la citada esquina se ubica las pizcitas La Italiana, contra esquina un negocio de Pollos asados al carbón, en donde se encontraba la cantina el recreo una serie de comercios entre ellos y una tienda de TELCEL.
Mientras en la esquina donde era patio de la casa de David Fernández, se ubicaba una casa de cambio.