Compartir

Magdalena de Kino, Sonora. Aun cuando durante los días santo el paseo Guadalajara registró poca afluencia turística durante tempranas horas por las noches fue el punto de reunión.Durante recorridos de Diario Regional, pudo constatar la poca afluencia de turismo durante el día, sin embargo, durante la noche fue punto de reunión para familias completas y paseantes.Durante la noche del domingo de resurrección era casi imposible el acceso al paseo Guadalajara y muchos automovilistas prefirieron regresarse o dar la vuelta toda vez que el tráfico vehicular por esta área era demasiado lento.Por otra parte, el cauce del rio Magdalena en el tramo desde el puente de la carretera Magdalena Tubutama a la antigua y desaparecida enlatadora fue respetado y al estar cerrado los accesos no se introdujeron vehículos.Fueron unas cuantas familias las que disfrutaron de las sobras de los arboles sobre el cauce del rio Magdalena.En tanto en el afluente desde el cruce de la Enlatadora hacia el norte se miró muy concurrido ese tramo del rio incluso fueron un sinnúmero de familias y personas que disfrutaron de los tradicionales atascones.Así mismo muchas familias magdalenenses ante el peligro que aún existe de contagios por el coronavirus prefirieron quedarse en sus casas y disfrutar de los familiares que los visitaron.Que los efectos de este periodo vacacional por semana santa se van a reflejar en los próximos días cuando la secretaría de salud de a conocer el número de contagios afirmas expertos de la salud.