Compartir

CIUDAD DE MÉXICO. El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que su gobierno seguirá dando prioridad a Pemex para mantener su participación actual en el mercado de las gasolinas, aunque garantizó que la política petrolera respetará los contratos otorgados por la Reforma Energética efectuada durante el sexenio pasado.

Al rendir su primer informe trimestral de actividades de 2021, el mandatario subrayó que se mantendrán los pactos para la explotación del petróleo, pero no se otorgarán nuevas concesiones.

Además, indicó que Hacienda continuará reduciendo los impuestos a la empresa productiva del Estado para garantizar su operación.

Destacó que su gobierno seguirá protegiendo a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por lo que no se permitirá más casos de corrupción como el de Odebrecht ni “contratos leoninos” que perjudiquen a los consumidores.

En su mensaje, el Presidente también admitió que el feminicidio aumentó en 8.5%, “posiblemente porque antes no se clasificaba como ahora”, mientras que la extorsión se incrementó en 21%, aunque resaltó que la comisión de otros delitos de alto impacto cayó.